APRESCO se reune con la Generalitat Valenciana y solicita la derogación del IGEC

El pasado Viernes 16 de febrero APRESCO se desplazó a Valencia para reunirse con Rut Merino, Consellera de Hacienda, Economía y Administración Pública y con Inmaculada Dominguez, Directora de Tributos y Juego de la Comunidad Valenciana. De la misma forma que en las reuniones previas mantenidas con la Consellería de Medioambiente y con la de Industria, Turismo y Comercio, el objetivo principal de esta reunión fue trasladar a esta Consellería la necesidad de derogar el Impuesto a los grandes establecimientos comerciales que entraría en vigor en la región el próximo 1 de enero de 2025.

Desde APRESCO queremos agradecer el trato recibido y la buena predisposición y voluntad de colaboración de la Generalitat en este tema tan crucial para el futuro del sector en la Comunidad Valenciana.

España es, según el último Retail Restrictiveness Indicator elaborado por la Comisión Europea, uno de los países con una fiscalidad más dura para el sector del comercio debido a la presencia de impuestos similares al Valenciano en otras 4 Comunidades Autonomas. Según este ranking España solo es superada en este aspecto por Francia y Portugal y está al mismo nivel que Hungría y Polonia.

La realidad es que este tipo de impuestos no consiguen su objetivo de proteger el medioambiente y, acaban teniendo un mero afán recaudatorio, generando impactos muy negativos sobre el sector y sobre la actividad económica y el empleo de la región. De manera general estos impuestos:

  • No consiguen el objetivo perseguido de reducir las emisiones contaminantes y proteger el medio ambiente, rompiendo el principio de “quien contamina paga”.
  • Ponen en cuestión la viabilidad de muchas de las grandes superficies afectadas y afecta muy negativamente a las valoraciones de los activos
  • Dañan gravemente la competitividad del sector en la región respecto de otros operadores, formatos y modelos comerciales, especialmente, frente a las plataformas digitales, que no están sujetos a estas figuras impositivas
  • Impacta negativamente en la actividad económica y el empleo de la región. Hay que recordar que el sector genera en la región más de 80.000 empleos.
  • No tienen en cuenta los efectos positivos que los aparcamientos de las grandes superficies comerciales tienen sobre el tráfico y la congestión y los altos niveles de sostenibilidad medioambiental de los centros y parques comerciales.